Los 3 ingredientes necesarios para resolver cualquier problema: limón, pimienta y sal.

Normalmente estos tres ingredientes son usados en muchas ensaladas para darle un sabor muy especial, pero te has preguntado porque nuestros ancestros los usaban para labores del día a día, tratar enfermedades o incluso como método para mantener sus alimentos a falta de refrigeradores. Te sorprenderás de lo que son capaces.

Elimina tus dolores de garganta

El dolor de garganta suele ser muy fastidioso, para ello solo necesitas una cucharada de jugo de limón recién exprimido sumado a media cucharadita de pimienta y una cucharadita de sal, todo esto disuelto en un vaso de agua tibia, con esta mezcla debes hacer gárgaras unas 6 veces, después de esto el dolor se habrá ido.

Ulceras bucales, perdida de peso y gripes.

Si tienes esas pequeñas heridas en la boca que siempre te arden y molestan, solo necesitas una cucharada de sal marina o sal del himalaya disuelta en un vaso de agua tibia, enjuágate mínimo unas 3 veces por día y se irán. Si tu objetivo es perder peso, necesitas beber en un vaso de agua tibia dos cucharadas de jugo de limón, más media cucharadita de pimienta más miel de abeja, tomas esto antes de tu desayuno todas las mañana y notarás que empezarás perder peso.