La SUNEDU y la lucha contra la baja calidad académica universitaria en el Perú

La superintendencia nacional de educación del Perú desde su creación hasta la actualidad ha otorgado más de 80 licencias a universidades públicas y/o privadas. Sin embargo esto ha chocado con intereses de algunos empresarios que habían encontrado en la educación un negocio muy rentable donde los más perjudicados eran los estudiantes. Universidades que a través de fachadas engañaban a cientos y miles de personas, sumado además a la poca infraestructura y calidad docente.

Hay que agregar además que la SUNEDU evalúa la capacidad de investigación de las universidades y que en ningún aspecto figura el tiempo de creación de esta. Sin embargo esta semana la Comisión de Educación del congreso decidió abrir una investigación al organismo.

Y es que la SUNEDU no solo vela por la acreditación de universidades para su funcionamiento, sino regula la entrega de grados y títulos, además se encarga de fiscalizar el presupuesto destinado a ciertas universidades. Por lo que su rango de alcance es mucho mayor a lo pensando. Es por eso que muchas han cuestionado que justo en el proceso de evaluación de acreditación de universidades se le presente una investigación en un congreso que se ve en el “ojo de la tormenta”.

Según el congreso esta investigación se da por la mala contratación de personal y el mal gasto de bienes y servicios brindados para su uso.  Y es que parece que los intereses de los congresistas se ven afectados. Para eso nos remontamos al caso Telesup, una universidad acusada de bajo nivel académico y a la cual se le denegó la licencia. Posteriormente al congresista se le vinculo con casos de corrupción.

Para el ejecutivo es una muestra clara del congreso que se quiere interponer con la evolución de una educación de calidad y porque se ven afectados sus intereses económicos por sobre los intereses de miles estudiantes del Perú.

Sin duda es algo muy polémico lo que si sabemos es que la creación de universidades se ha reducida de haber tenido un aumento por encima del 60% durante los últimos diez años. Algo que debemos tener en cuenta para que no se vuelva a repetir y se vea perjudicada la educación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *