La barrendera que carga a su perrito todos los días para que no se quede solo.




La historia que conmovió esta semana las redes sociales fue la de Thitirak Keowa, ella es una trabajadora de limpieza de la ciudad de Bangkok que se dedica a barrer desde la mañana hasta la tarde algunas calles y plazas de la ciudad. Sin embargo el horario del trabajo y los estudios no le permiten quedarse con su mascota en casa, un pequeño perrito de nombre Mazda. Como el perrito es aún cachorro y corre peligro ella decidió implementar un bolso para cargar niños en su espalda, de esta manera podría cargar a su pequeña mascota y así pueda acompañarla durante sus jornadas de trabajo.


Pero eso no es todo la historia de Mazda va más allá, Thitirak adoptó a Mazda de las calles cuando se encontraba laborando y fue ahí cuando decidió quedárselo y adoptarlo.

Thitirak lo lleva a diario a su trabajo, ella comenta que actualmente pesa unos 9 kilogramos según sus exámenes en el veterinario.

Thitirat y Mazda



Como se ve en las imagenes, Mazda esta en la espalda de Thitirak sin incomodarse ni asustarse por el tráfico o las personas. Además Mazda no para todo el día en la espalda de su dueña, hay momentos en los que decide bajarse o simplemente quedarse sentado.

Thitirat barriendo



Y es que según Thitirak, Mazda le hace compañía en el trabajo y el animo de su pequeño amigo ha mejorado a comparación cuando lo dejaba solo en casa. Además Mazda tiene su traje para ocasiones como cuando hay lluvia y muchas veces también almuerza con ella.

Mazda



Sin duda una historia que nos enseña que debemos cuidar a nuestras mascotas y no solo en el aspecto de salud y alimento, sino también en el aspecto de darle cariño y amor. Pasar tiempo con ellos es muy importante para que ellos mantengan una salud emocional al igual que cualquier ser humano.

Mazda y Thitirat



Muchas veces Mazda se quedaba solo en casa y su dueña debía dejarlo con el ventilador prendido para que no sufriera tanto calor, además de bastante comida y agua fresca. Pero que muchas veces Mazda no comía o no bebía, ahora que va con ella al trabajo, come y bebe normalmente.

Mazda durmiendo


Además de esto, el animo de Mazda ha mejorado pues es mas jugueton y tiene mas movilidad que antes. Cuando acaba su jornada laboral el acaba exhausto y duerme junto a su dueña.

Mazda y su mamá



Tras este caso cabe mencionar que muchas empresas de la ciudad de Bangkok se han vuelto “mascota amigables” quiere decir que han implementado días o incluso semanas donde los trabajadores pueden venir acompañados de sus mascotas y disfrutar de jornadas laborales junto a ellos, pues se ha demostrado que esto puede mejorar el desempeño y rendimiento de los mismos. Además hay lugares donde cuentan con guarderías especiales donde las mascotas cuentan con algunos juguetes y alimento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *