El gato que se niega a irse de un supermercado

La peculiar historia se dio en Londres, en la ciudad de Brockley en las tiendas Sainsbury.

Todo empezó cuando los trabajadores de la tienda comercial descubrieron que el gato se encontraba encima de unos estantes, por lo que procedieron a retirarlo pensando que se había metido por error. Pero luego se dieron con la sorpresa que había regresado y se escondió en unos estantes.

Desde entonces las veces que intentaron sacarlo del loca fueron incontables, no sabían de donde venía, simplemente sabían que lograba pasar a quién estuviera en frente para poder entrar a la tienda comercial. Hasta que Internet se volvió viral una foto del encima del estante, lo llamaban “el gato del supermercado”.

Gracias a esto lograron ubicar a sus dueños, se trataba de un gato Olly Oliver, que vivia en una de las casas de al lado.  A pesar de que lograron saber de donde venía, no pudieron evitar que el gato regresará nuevamente al local.

Al final la tienda decidió acoger al gato y permitirle entra al local bajo ciertos estándares de salud. La tienda se volvió muy famosa pues todos querían ver al gato. Sin duda una estrella que ayudo a la tienda y a todos sus visitantes quien lo amaban..

Resultado de imagen para gato en el supermercado

Esto no solo ha ayudado a la empresa sino también a que las personas tengan otro enfoque respecto a la adopción de animales. En Estados Unidos existe un programa de adopción animal el cuál le busca hogares a animales abandonados, previamente bañados y en estado saludable. Sin duda una hermosa historia que nos deja muchos valores detrás.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *